La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1.png

“El amor nunca falla” fue el grito de 50.000 testigos de Jehová.

Del 13 al 15 de este mes, Buenos Aires fue sede de la Asamblea Internacional de los Testigos de Jehová, titulada “El amor nunca falla”. El lema de este año destaca su amor al prójimo como principio irrenunciable.

Se reunieron en dos estadios, uno de ellos con 35.000 participantes fue el Estadio Único de La Plata. Vinieron al evento más de 6.500 representantes de 54 países. El cierre tuvo un desfile de las delegaciones extranjeras que mostraron vestimentas y danzas típicas.

XX

También estuvo destinado a agradecer a los fieles que misionan en el extranjero. Llamó la atención la excelente organización del evento y la limpieza de los lugares de encuentro, una vez finalizado, que estuvo a cargo de más de 20.000 voluntarios.

Al igual que en las asambleas regionales se presentaron obras escénicas con atuendos de la época que dan vida a relatos de las Escrituras y dejan lecciones de vida y el multitudinario bautismo para quienes desean simbolizar su dedicación a Dios.

X

Jorge Grosso explicó que muchas personas creen que los testigos de Jehová son una nueva religión. Sin embargo, hace más de dos mil setecientos años, a los siervos del único Dios verdadero se los llamó “testigos” suyos (Isaías 43:10-12). Antes de 1931 se los conocía como Estudiantes de la Biblia. En los primeros tiempos del cristianismo, las reuniones consistían principalmente en cánticos, oraciones, y lectura y análisis de las Escrituras, sin ningún tipo de ritual (1 Corintios 14:26).

XXX

Agradezco los datos aportados por Jorge Grosso quien es vocero de la Congregación Argentina y también la buena onda de la delegación norteamericana, con quienes compartí la cena del día viernes en el restaurante Elauge.

Crónica realizada por la periodista LILIANA HERNANDEZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *