Periodistas y editores de todo el país participaron de una capacitación sobre el proceso electoral 2021: la organización de las elecciones y el impacto de la pandemia

Esta mañana se llevó a cabo en forma virtual una actividad de capacitación sobre el proceso electoral 2021, organizada por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa). Un centenar de periodistas y editores de todo el país participaron del encuentro, en el que expusieron los principales referentes de la justicia electoral, la Dirección Nacional Electoral, representantes de medios y de la sociedad civil.

El taller se enfocó en los aspectos clave del proceso electoral en medio de la pandemia del coronavirus: la primera etapa serán Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, que se realizarán el domingo 12 de septiembre;  y la segunda, las elecciones generales, el 14 de noviembre. 

La apertura estuvo a cargo Martín Etchevers, Presidente de Adepa, que luego de dar la bienvenida, inició: “Nos parece fundamental que medios y periodistas de todo el país puedan conocer en profundidad los distintos aspectos del sistema electoral argentino, y en esta ocasión, en un proceso impactado por la pandemia que implica desafíos adicionales en nuestro trabajo como periodistas”.

En este marco, frente a la era del ecosistema digital “que muchas veces promueve desinformación a partir de fenómenos como el anonimato o las campañas encubiertas”, Etchevers se refirió al rol central de medios y periodistas para brindar a la sociedad información “precisa, fidedigna y chequeada”.

Por otro lado, el directivo de Adepa hizo alusión a la rendición de los ingresos y egresos de las campañas, un tema que a los medios “nos ocupa desde siempre”. De es forma, hizo referencia a la Ley 27.504 que, en 2019, incorporó un capítulo sobre la obligación de los partidos políticos a publicitar un 60% de los gastos destinados a Internet en medios periodísticos digitales, nacionales y provinciales.

Una elección “garantizada” en medio de la pandemia

En el inicio del taller también tomó la palabra el Presidente de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Dr. Santiago Corcuera, quién habló sobre la implementación de medidas que permitirán el desarrollo de las elecciones con “normalidad”. “Esta es una elección particular, diferente, pero que en la práctica estamos convencidos de que tiene que desarrollarse normalmente, más allá de la pandemia”, afirmó Corcuera.

El representante del máximo tribunal electoral de todo el país remarcó que las medidas que se adoptaron tanto para las PASO como en las generales no son fruto de una “creatividad vernácula”, sino de “leer los resultados y las realidades de otros países” que vivieron procesos electorales durante la pandemia.

También hizo hincapié en cuatro pilares que son claves en el desarrollo de la elección. La primera de ellas fue la descentralización de los locales de votación. “En esta elección, salvo en espacios que lo permitan, vamos a tener centros de votación relativamente chicos con a lo sumo 8 mesas”. De esta manera instó a los ciudadanos a verificar su lugar de votación ya que muchos han sido cambiados de lugar. 

El segundo punto que mencionó Corcuera fue el relacionado con los protocolos sanitarios que “se receptan de la experiencia de los países que llevaron a cabo elecciones”. El funcionario afirmó que no es un asunto complejo, pero sí exige una “autorregulación importante” por parte de todos los sectores, ya sea de los ciudadanos, las autoridades de mesas como el comando electoral. Para este último afirmó que tendrán que velar por el cumplimiento del protocolo y que contará con un segundo agente, que será el ‘facilitador sanitario, que estará destinado a esa tarea. 

En tercer lugar, hizo una reflexión especial para con los medios de comunicación que son “actores centrales y vectores de esta comunicación ciudadana” y agregó: “Hay aspectos en el entorno digital en que queremos trabajar con todos aquellos que siguen el proceso para tratar de lograr que el ciudadano esté cerca de la verdad”.

Por último, en sintonía, se refirió a cómo va a ser la participación de los medios de comunicación en el acto electoral en sí mismo. Entre las conclusiones, compartió que se intentará lograr que a 100 metros del lugar de votación se hagan las entrevistas con los candidatos, y que se distribuya la comunicación y las imágenes de algún medio que pueda entrar en los establecimientos, siempre respetando los requisitos y protocolos. 

“Hoy podemos decir que el proceso electoral no presenta mayores inconvenientes” finalizó Corcuera.

El rol de la justicia electoral 

Tras la inauguración, Sebastián Schimmel, Secretario de Actuación Electoral de la CNE, detalló en su presentación una radiografía de las elecciones del 2021. Como primer punto, se refirió al cronograma actualizado que contó con una modificación por única vez. “Eso ha generado un cronograma electoral más comprimido entre las elecciones primarias y generales, y eso tiene su impacto en la tarea de la organización electoral como, por ejemplo, en el tiempo disponible para la realización del escrutinio definitivo”, afirmó.

Sobre el panorama de la competencia electoral, se refirió a un sistema “multitudinario” en la cantidad de partidos reconocidos. Actualmente hay 702 partidos de distritos reconocidos pero que advierten “un modo de participación diferente”. De este número, 546 integran alianzas, solo 97 participan individualmente y el resto no participan. 

Para dimensionar la elección detalló que habrá 3407 precandidatos, que se presentan en 189 agrupaciones políticas. De estas, están oficializadas 282 listas, y esto se produce porque hay 54 agrupaciones que tienen más de una lista. “Ha crecido la cantidad de contiendas internas que se presentan a las primarias respecto a las anteriores”, dijo en su presentación.

Schimmel también se refirió a la brecha de género, y compartió que hay una mayor presencia de mujeres no solo en la integración de las listas sino también en quién encabeza la lista. Hay 91 listas en total encabezadas por mujeres, lo que representa un 32% del total. 

Sobre los electores, señaló Schimmel que el número de ciudadanos habilitados para las PASO y las generales es de 34.332.993 ciudadanos y ciudadanas. En las PASO elegirán elegirán a los representantes de cada espacio político que luego definirán los 24 senadores de 8 distritos y los 127 diputados de las 24 jurisdicciones en las generales. De todos ellos, 861.149 (2,50 % del padrón) son electores jóvenes de 16, 17 y 18 años (y 15 años en el caso de quienes cumplan antes de las elecciones generales).

Además, se refirió a la figura del ‘Acompañamiento Cívico’, una especie de “observación electoral doméstica” que da la posibilidad de la participación de la ciudadanía a través de entidades de la sociedad civil en tareas de observación y recabar información durante la jornada electoral. Hoy existen 6 entidades acreditadas en 6 distritos y 46 acompañantes registrados.

La organización de las elecciones 

Durante el segundo bloque, Pablo Rodríguez Masena, Director de Información, Inclusión y Capacitación Electoral de la Dirección Nacional Electoral (DINE), ofreció información y los pasos clave de cómo se llevarán a cabo las elecciones. 

“Hay una necesidad de cómo garantizar el ejercicio de sus derechos electorales con seguridad. Tomamos las medidas que hacían en el mundo para aplicarlas. No generamos un recambio de reglas de juego sino un protocolo de acción que permiten al electorado votar con el menor riesgo posible”, detalló Masena.

En este caso se refirió a las ‘Innovaciones elecciones legislativas 2021’ que no solo incorporará el protocolo habitual sino también contará con un facilitador sanitario encomendado al cumplimiento del protocolo sanitario en cada establecimiento. Ordenar el ingreso de los votantes, constatar que se cumpla con la distancia social, uso de barbijo y sanitización de manos, serán algunas de sus tareas. 

Por otro lado, hizo hincapié en los establecimientos y la distribución de las mesas de votación para evitar la conglomeración. Las autoridades de mesa y fiscales tendrán a disposición un kit de higiene y deberán estar distanciados. 

Sobre los horarios, Mesena confirmó que las personas que integran grupos de riesgo tendrán un horario de votación prioritario entre las 10.30 y las 12.30. Durante dicha franja no se impedirá el voto de restantes electores y electoras, pero deberán ceder su lugar en caso de presentación de una persona integrante de los grupos mencionados.

Para su identificación, las personas podrán mostrar su documento sin ser manipulado por las autoridades de mesas, pero podrán ser solicitados para que bajen momentáneamente el barbijo para identificar su identidad. Por otro lado, los ciudadanos deberán llevar sus propias lapiceras para realizar la firma correspondiente. En caso de no hacerlo, la mesa la proporcionará. 

“Pedimos que los electores y todos los miembros del proceso electoral se cuiden y cuiden a los demás evitando generar situaciones de riesgo”, dejó como mensaje final.

Los riesgos de la desinformación,

El tercer bloque estuvo a cargo de los periodistas Virginia Guevara, editora jefa de Política de La Voz (Córdoba) y de Hugo Alonso, jefe de sección política del Diario de Río Negro. Ambos se refirieron al rol de los medios de comunicación frente a los riesgos de la desinformación. 

Bajo el título “Credibilidad en Juego”, Alonso afirmó que existen datos y razones por la que este año el periodismo argentino “pone una cuota mayor de dicha credibilidad en juego con respecto a otros procesos electorales”. 

El primer motivo es la existencia de un mayor un volumen de información. “Todo esto impone a los periodistas de curaduría mucho más significativo, importante y complejo en el proceso de información”, aclara. A esto, se suma la inmediatez del trabajo que implica “una mayor exigencia para publicar que en lo que había antes”.

El segundo punto es la distancia. Para Alonso existen cada vez más distancias con las fuentes que son “cada vez menos directas”. En este caso -confiesa- “hay menos presencia pública y menos posibilidad de contacto directo con los que son protagonistas de las campañas electorales”.

“La cuota de prestigio que se juega el periodismo en este proceso electoral es alta”, declara Alonso que explica que además los desafíos propios del oficio “también hizo tambalear la credibilidad de los periodistas y medios de comunicación”. En este marco, comparte un estudio de Reuters que remarca que Argentina, en la región, tiene uno de los indicadores más bajos a nivel de confianza de los consumidores en las noticias. 

Por su parte Guevara manifestó su preocupación por la desinformación masiva y se mostró autocrítica en la labor dentro de las redacciones. “Lo que más me inquieta como periodista es que frente a la información nosotros actuemos como un ciudadano desprevenido. Tenemos muchas más herramientas para detectar la información errónea y tenemos la obligación de hacerlo. Nosotros somos responsables de verificar la información que publicamos”.

Para lograr desarticular esa información marcó la importancia de denunciar la falsedad siempre que se pueda, pero no entrar “inocentemente con una información falsa”. Por otro lado, resaltó proyectos como “Reverso” y “Chequeado” que son una manera eficiente de detectar esta clase de información.

Por otro lado, resaltó las vías prioritarias a las que apuntan los datos falsos sobre todo cuando se hace de modo sistemático. La más habitual, aclara, es la legitimidad del proceso electoral que “viene ocurriendo sistemáticamente con la difusión de, por ejemplo, supuestos telegramas adulterados o fotos truchas”.

Más allá de toda la amenaza externa de la desinformación “externa”, Guevara se pregunta por lo que las redacciones pueden hacer desde adentro por desinformar. Aquí mencionó a las encuestas como “una de las vías principales de desinformación dentro de las propias redacciones” y agregó: “No nos deberíamos prestar dócilmente y sin tomar recaudos al difundirlas”.

Luego, describió tres preceptos que son fundamentales para no contribuir en la desinformación: “No poner la inmediatez como excusa para la desinformación; discriminar la información de la opinión y asumir la responsabilidad social que tenemos”.

La fiscalización de las elecciones

Cómo cierre, el último bloque, estuvo a cargo de Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano que frente a una elección “muy particular”, resaltó la necesidad de un “mayor compromiso de los ciudadanos”.

Sobre el sistema de integridad, en el día de la elección, afirmó que “estará formado por las autoridades electorales, los fiscales y las fuerzas de seguridad que están a disposición para que todo se lleve adelante con normalidad”.

Luego se refirió a todo lo que cuentan para monitorear de este tipo de elecciones como es el “acceso a la información pública” y la posibilidad para preguntar a las autoridades electorales. “Para lograr rebatir la desinformación, necesitamos mucha información por parte de los organismos electorales”, afirmó.

Sobre el fraude específicamente explicó que, para que lo haya, “tiene que estar comprobado por la justicia, tiene que haber afectado el sentido del voto del elector y tiene que cambiar un resultado electoral”. 

Sobre el cierre, dejó su reflexión para el día de la elección: “Será necesario tener un trabajo en conjunto entre la sociedad civil, organizaciones electorales y periodismo en general para recabar información para saldar dudas que puedan surgir en la inmediatez de ese día tan importante”.

Accedé a las presentaciones en PDF:

Accedé al video completo del evento:

27 de agosto de 2021

Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas
Chacabuco 314, 3º piso. (1069) Ciudad de Buenos Aires. (011) 4331-1500 
adepa@adepa.org.ar www.adepa.org.ar . Twitter: @adepargentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *